Menu

Romain Kronenberg

Nothing but earth, drier and drier

Galerie Sator, Paris

Log in to watch the artist video if you have been given an access

Artist
Romain Kronenberg
Título
Nothing but earth, drier and drier
Año
2016
Duración
18 min
Formato

Video, color, sound

En Nothing but earth, drier and drier, dos hombres que viven en una tierra inhóspita están esperando que vuelva un compañero que ha ido a explorar una nueva tierra con posibilidades de vida. Ambos equipos se mantienen en contacto gracias a unos transmisores de radio. El explorador se comunica regularmente con los dos compañeros y les informa sobre el viaje y el desierto infinito del que se ve siempre rodeado. A lo largo del día, los dos hombres esperan que el compañero explorador les dé noticias. Desgraciadamente, la señal del radiotransmisor va empeorando, se sienten interferencias y, finalmente, la voz desaparece por completo. Los dos hombres han perdido el contacto con el explorador y ahora son responsables de su destino. Diferencias de opinión afloran entre ellos.

Inicialmente contemplativa, la obra de Romain Kronenberg utiliza el sonido para aumentar la fuerza narrativa, en última instancia, el lenguaje. Kronenberg explora el lenguaje cinematográfico desde 2015. Sus vídeos han proyectado en el Côté Court Festival de Pantin (Francia), Rencontres Internationales Paris / Berlin, el Festival Internacional de Cine de Rotterdam (Holanda), Loop Barcelona, ​​el MK2 Beaubourg (Francia), Gaîté Lyrique (Francia) y varios otros festivales de cine. En 2017, dirigió Rien ne s’oppose au jour, un cortometraje producido por Delphine Schmit con Audrey Bonnet y Nathalie Richard.

El 2019, Kronenberg creó Tout est vrai, un proyecto expuesto en la Galerie Sator (París) formado por varias obras y medios (actuaciones, novelas, fotografías, esculturas, lecturas y películas) que aparecen en lugares diferentes (en la película, en los festivales, en cines, etc.).

Tras estudiar dos años en la facultad de Teología de Ginebra, Romain Kronenberg estudió teoría musical, jazz y composición electroacústica en el Conservatorio de Música de Ginebra. Entre 2001 y 2005 trabajó como compositor y diseñador de sonido en el IRCAM, donde colaboró con artistas visuales como Ugo Rondinone, Pierre Huyghe, Melik Ohanian y Thierry Kuntzel, autores que lo introdujeron al videoarte. Desde 2005, Kroneberg ha ido extendiendo esta práctica a otras disciplinas, como la escultura escénica, la fotografía, la escritura o el cine.

Stills