Menu

Tondo Artis: Fair or Unfair?

— Un vídeo de Marin Kasimir

10 — 22 noviembre 2020

Tondo Artis: Fair or Unfair?

Tondo Artis: el (in)justo terreno del arte contemporáneo – un texto de Frédéric de Goldschmidt

Todo empezó con Ladybug, una cámara con un nombre enigmático y sensual que permite filmar en 360 grados y ver de la misma manera que una mosca. El artista Marin Kasimir había reunido a un grupo de 15 amigos del mundo del arte de Bruselas para ayudarlo a adquirirla. Como miembro de este Club XV, pensé que nuestra Ladybug podría capturar de una manera particularmente llamativa el Rundhof, el patio circular interior del Centro de Convenciones de Basilea, que cada año atrae la crème de la crème del mundo del arte contemporáneo con motivo de la previa de Art Basel.

En ese momento (2012), no podía imaginar que una idea tan simple como la de querer «rentabilizar» mi inversión –que me viene de mi experiencia práctica como productor audiovisual–, me seguiría preocupando ocho años después.

En aquel entonces, no conocía muy bien a Marin Kasimir, y no sabía que él no estaría satisfecho con solo una o dos de esas imágenes panorámicas, que estaban definiendo su reputación. Desde el primer día, las imágenes  y los sonidos robados despertaron su curiosidad y sentido crítico.

Las ferias de arte son atrapamoscas para muchos coleccionistas, periodistas, curadores y artistas. No pueden evitar querer ir y correr el riesgo de quedarse enganchados en la cinta adhesiva.

La FOMO (Fear of Missing Out) es más intensa en las ferias. Los dueños de las galerías quieren ofrecer sus mejores piezas, mientras que los visitantes temen perderse la fiesta más hermosa.

Nunca desanimado, y sin duda atraído tanto por la calidad de las obras expuestas como por la superficialidad de algunos visitantes, Marin Kasimir no paró de visitar ferias y filmarlas. Regresó dos veces a Basilea, cruzó el Atlántico dos veces más para asistir a la edición estadounidense en Miami, sin mencionar las múltiples visitas a la vecina Art Brussels.

Exploró ferias de arte durante varias primaveras, otoños e inviernos. En cada viaje grababa fragmentos de conversaciones sobre la relación entre arte y alcohol, arte y sexo, arte y deporte y, sobre todo, arte y dinero. Durante las vacaciones de verano, se subía a la montaña rusa de la Foire du Midi con sus dos hijos, el parque de atracciones del popular barrio de Bruselas.

Tondo Artis: Fair or Unfair? condensa en 18 minutos las aventuras del artista en estas grandes masas: lo más cerca posible de las obras, coleccionistas y platos de comida. El video reproduce la visión del artista sobre esta gran fiesta itinerante, a la vez cáustica y fascinada.

Tondo Artis es una película circular no solo en su formato sino también en su esencia. Su proceso creativo parecía interminable. Ya que había aceptado participar en esta aventura desde el principio, Marin me pedía con regularidad consejos y apoyo, ya sea moral o económico.

Unos meses después de la última feria de arte contemporáneo, finalmente terminó el montaje y me pregunté si la película era el testimonio de una época y de un fenómeno definitivamente pasado. ¿FOMO habría dado paso a JOMO (Joy of Missing Out)? ¿Justo o injusto? Ahora les toca a los espectadores dar su respuesta.

button<
button